8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista

Sabes cuando es el día de buenas noticias? A veces, es difícil ser feliz cuando piensas en lo que está sucediendo en el mundo. Aún es más difícil cuando las personas que te rodean se quejan constantemente de todas esas cosas que están sucediendo.

Sin embargo, eso no significa que tengas que unirte a las filas de los pesimistas. De hecho, significa que es más importante que nunca mirar el lado positivo tanto como sea posible.

Tampoco es tu culpa que tiendas a generar pensamientos de ese estilo. Normalmente son patrones de comportamiento heredados de nuestra familia, herencia específica de “la vieja guardia”, “la vieja escuela”.

8 de septiembre: día de las buenas noticias.

Sus creencias de la vida han pasado por generaciones y es común escuchar: “La vida es difícil”, “tienes que sacrificarte”, “los ricos son malos”, “en los trabajos se sufre”, como otras cosas.

¿No te has dado cuenta que si tu enfoque está centrado durante todo el día en cosas negativas te seguirán pasando cosas negativas? Incluso a nivel físico sentirás un malestar terrible, mucha fatiga e incluso dolores.

¿Te diste cuenta que si tus pensamientos se dirigen a cosas positivas eso es lo que atraerás? No te estoy queriendo decir que seas un come flor y que vivas permanentemente en el país de las maravillas, montado en un unicornio rosado.

8 de septiembre Día de las buenas noticias Consejos para ser optimista
8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista

Pero quiero hacerte saber que estar constantemente en una sintonía de negatividad afecta tu salud tanto mental como física, afecta tus negocios, tu rendimiento académico, tus relaciones amorosas y familiares. ¡En fin, toda tu vida!

Las personas que constantemente viven en la queja y en la negatividad usualmente tienden a enfermarse más, a ser más fracasados y no tener prosperidad económica.

Mis consejos para ser más optimista

Fïjate bien ¿cómo hablan los exitosos? ¿cuáles son sus emociones? ¿Cuáles son las palabras que utilizan ellos y cuáles son las palabras que utilizan las personas “pobres”.

Recientemente tuve una conversación con mi hermano menor y precisamente salió este tema. Caímos en cuenta de que hay personas que nacen pobres y otras que nacen ricas, pero depende de la voluntad y del modo de pensar para cambiar su situación.

Puedes nacer rico, pero morir pobre, y hay gente que nació pobre y murió rica. Me parece que un ejemplo claro son los futbolistas famosos como Pelé, Maradona, Cristiano Ronaldo y Messi.

Son personas que no nacieron en una cuna de oro ¿crees que si ellos hubieran mantenido el lenguaje, el modo de pensar y no hubieran tenido la voluntad para progresar estarían donde están hoy en día a nivel económico?

Es por ello que te invito a que reflexiones sobre tu enfoque, sobre cómo te comunicas contigo mismo y con los demás. ¿Cómo crees que te hablas? ¿Qué piensas del optimismo?

Beneficios de ser optimista

Elegir ser optimista ofrece beneficios sorprendentes. Un estudio de la Universidad de Pittsburgh concluyó que las mujeres que tenían una perspectiva optimista tenían un riesgo 30 por ciento menor de enfermedad cardíaca.

Un estudio de la Universidad de Michigan relacionó el optimismo con un menor riesgo de accidente cerebrovascular.

Además, la investigación encontró que los optimistas tienen menos probabilidades de experimentar discapacidades a medida que envejecen y terminan viviendo más tiempo que los pesimistas.

El optimismo es una elección

Si crees que eres un pesimista nato y no hay forma de cambiar tu mentalidad, piénsalo de nuevo: una investigación publicada en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry comparó a dos grupos de personas para evaluar sus patrones de pensamiento.

El primer grupo completó un ejercicio de 5 minutos que involucró pensamientos positivos sobre su futuro, mientras que el segundo grupo siguió con su vida diaria sin hacer un esfuerzo para pensar de manera optimista.

8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista
8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista

El primer grupo aumentó significativamente su optimismo durante el período de dos semanas, y muchos de ellos se sintieron más optimistas después de solo un día.

Si quieres convertirte en una persona más optimista, a pesar de la negatividad que te rodea, puedes tomar medidas para pensar positivamente y difundir esa perspectiva optimista a quienes te rodean.

Decide ser optimista

Tienes opciones en tu vida. Puedes pasar el día limpiando o pasar el día leyendo. Puedes salir a cenar o cocinar en casa. Puedes tomar un café con ese amigo perdido hace mucho tiempo.

Y, finalmente, puedes decidir ser positivo o puedes seguir viviendo como eres. Ser una persona optimista en un mundo negativo comienza con la decisión de ser positivo y elegir vivir esa vida todos los días.

Evitar vampiros de energía positiva

Puedes referirse a ellos como «quejones» o incluso «tóxicos», pero como quieras que te refieras a ellos, los pesimistas absorben la energía positiva de la habitación.

Estas personas piensan que el mundo gira en torno a ellos, y a menudo carecen de empatía hacia los demás.

Es importante establecer límites saludables con personas que eligen crónicamente quedarse atrapadas en su propia miseria.

Eso puede significar tener que decirle cosas a un amigo como: “Me doy cuenta de que cada vez que te ofrezco una idea sobre cómo podrías mejorar tu situación, insistes en que nada funcionará. No estoy seguro de poder ayudar».

También puede significar distanciarse un poco de un pariente que insiste en compartir sus últimas predicciones sobre el fin del mundo.

Limita tu consumo de medios también. Ver demasiadas historias trágicas en las noticias o consumir demasiadas noticias políticas en las redes sociales puede disminuir tu capacidad de mantener una perspectiva de «vaso medio lleno».

Reconoce tus pensamientos negativos

Está bien reconocer que pueden pasar cosas malas. Después de todo, ignorar la realidad no es útil.

De hecho, ser realista podría ser la clave para hacerlo lo mejor posible. Si eres excesivamente positivo sobre una próxima entrevista, es posible que no pases tiempo preparándote porque estás seguro de que conseguirás el trabajo.

Sin embargo, si tienes una perspectiva exageradamente negativa, podrías sabotear tus posibilidades de ser contratado.

Pensar: «Nadie nunca me contratará» hará que te veas y te sientas derrotado cuando entres a la sala de entrevistas. Tu falta de confianza puede ser la razón por la que no lo contratan.

8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista
8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista

Una perspectiva saludable sería recordar que todo lo que puedes hacer es dar lo mejor de tí y estará bien, independientemente del resultado.

Ser optimista te ayuda a creer que hay oportunidades más brillantes en el horizonte y que puedes esforzarte para ganar esas oportunidades.

Cuando pienses negativamente, tómate un momento para evaluar qué tan realistas son realmente tus pensamientos.

Replantear tus pensamientos exageradamente negativos en declaraciones más realistas puede ayudarte a mantener una buena dosis de optimismo.

Otorgar positividad a otros

Si bien no es tu trabajo hacer felices a todos, no está de más animar el día de alguien. Una vez al día, comparte comentarios positivos con alguien.

En el trabajo, felicita a alguien por una buena pregunta planteada en un correo electrónico o por puntos destacados que plantearon en una reunión importante.

En casa, elogia a tu hijo por lo duro que trabajó en su tarea de matemáticas. O cuéntale a tu pareja cuánto le aprecias.

Hacer que otras personas se sientan positivas tiene efectos duraderos en tu propia vida. Con eso, no se te olvide de otorgarle positividad.

Antes de acostarte, piensa en lo que hiciste durante el día. Incluso si fue un día en general deslucido, es probable que haya algo por lo que puedas alabarte, ya sea para mantener la calma en una situación o para finalizar un proyecto desafiante.

Imagina un futuro positivo

Escribir tus ideas de un futuro optimista realmente puede marcar la diferencia cuando se trata de tu perspectiva general.

Si necesitas un manual, esto es lo que debes hacer: dedica 20 minutos durante cuatro días consecutivos a escribir lo que deseas que suceda mañana, la próxima semana, el próximo mes y el próximo año. No dudes en soñar en grande.

También puedes considerar un desafío serio que tienes en tu vida en este momento y pensar en posibles resultados positivos.

Practica la gratitud

Pensar en todas las cosas por las que debes estar agradecido, desde la cálida luz del sol hasta el agua limpia, puede darte un impulso instantáneo de optimismo.

8 de septiembre: Día de las buenas noticias. Consejos para ser optimista
Consejos para ser optimista

Incluso podrías decidir llevar un diario de agradecimiento, en el que anotes todo lo que te haga sonreír durante el día.

Por lo menos, tómate un momento para detenerte, sonreír y estar agradecido por las cosas buenas de tu vida. Saborea los momentos que te permiten tener una buena vida.

Es difícil ser optimista sin sentir gratitud hacia aquellos que te ayudaron a llegar a ese lugar feliz.

Si bien es útil pensar en lo agradecido que está, compartir su gratitud con los demás brinda beneficios adicionales. Difundirás un poco de alegría y alegría cuando le digas a los demás cuánto los aprecias.

Escribe una carta a alguien que haya tenido un impacto positivo en tu vida, ya sea un maestro, un ex jefe o incluso tu madre. Si es posible, entrega esa carta en persona.

Día de las buenas noticias. Conclusión

Te sugiero que reflexiones acerca del agradecimiento. Aunque no lo creas, mientras más lo hagas, más puertas se te abrirán. Llámalas como quieras: puertas de opciones, bendiciones, recursos, pero de que llegan…llegarán.

Piensa en que por el simple hecho de estar vivo todos los días es un enorme regalo. No todos gozan de ese enorme privilegio ante un mundo lleno de desastres naturales y también con conflictos bélicos.

Estar consciente de lo que tienes, de la fortuna de estar vivo, puede elevar tu nivel de felicidad y que puedas lograr muchas cosas.

Leer también

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here