Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.

Cómo enseñar a su niño a ser responsable? Un buen día me encontraba muy atareada en casa y habían muchos juguetes regados por toda la casa, tenia ropa que lavar, pues sí, un día normal en el hogar. Entonces pensé ¿Cuándo estará mi hijo listo para asumir la responsabilidad?…. Así es como empecé

La responsabilidad tiene como cualidad poner cuidado y atención en lo que se hace o en lo que se decide. Una persona responsable ademas está obligada a responder de ciertos actos.

Pues bien, ¿cómo podemos hacer comprender a nuestros niños lo qué es la responsabilidad?

Cómo enseñar a su niño a ser responsable?

Debemos estar muy claros en que tu niño es muy pequeño como para asumir tareas complicadas por sí mismo, aunque le encante ayudarte en el hogar o al salir a hacer compras.

Hacerle saber a tu niño que debe estar pendiente de colaborar con las actividades del hogar, es básico para que tenga noción de lo que es responsabilidad.

Ideas básicas de responsabilidad

Puedes estimular la responsabilidad estableciéndole tareas que sabes que será capaz de completar, como por ejemplo ordenar sus juguetes. 

Mientras mas participe de las actividades y tareas, se sentirá incluido en el grupo familiar, aumentando su confianza. Con esto tu niño comenzará a ser mas independiente.

Esto le hará saber que puede ayudar a cuidarse a sí mismo y al mundo que lo rodea, y lo preparará para mayores responsabilidades durante el transcurso de su infancia.

¿Es importante aprender responsabilidad?

Los padres somos las primeras figuras a seguir por nuestros hijos.

Partiendo de que tú eres el mejor ejemplo para tus hijos, es importante  que tengas en cuenta actividades que sean adecuadas para su edad, también es necesario que tomes en cuenta  otros aspectos cada día para potenciar su responsabilidad hasta que sea responsable por iniciativa propia.

Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.
Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.

Esto para nada es complicado, el amor por tus niños te dará la paciencia y comprensión que necesitas como punto de arranque

Te cuento lo que me ha funcionado con mis hijos, son actividades muy sencillas que poco a poco te ayudarán a enseñarlos y guiarlos con las responsabilidades.

Establecer tareas apropiadas para la edad

Piensa en algo que sabes que tu niño puede hacer sin demasiada dificultad, para garantizar que tendrá éxito en ello. 

Mientras le hablas, dale instrucciones claras sobre lo que quieres que haga, para que sepa exactamente lo que esperas de él.

Tu hijo puede sentirse intimidado por ejemplo si le dices «ordena tu habitación».  Esta tarea no es específica y sabemos que puede incluir varias tareas adicionales, como lo son guardar la ropa, hacer la cama y barrer su habitación. 

En cambio, si le pides que haga una actividad como «Coloca tus zapatos nuevamente en su caja», eso sí sería  es manejable debido a que es una instrucción completamente clara.

Durante la etapa de aprendizaje, es importante darle a tu niño tareas que requieran un poco de esfuerzo pero que esas tareas él las pueda realizar, que sean alcanzables para su edad.

Esto aumentará su sentido de independencia, a la vez que estimulas el participar en la realización de las tareas..

Enséñele a su hijo la responsabilidad – mostrar y contar

Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.
Enséñele a su hijo la responsabilidad

Cuando le des un trabajo a tu niño, explícale en términos simples. Por ejemplo, si le estás pidiendo que ponga la mesa, comienza por explicarle cómo deberá hacerlo. Para este ejemplo es útil que inicies tu el poner la mesa para que luego continúe tu niño: «Mira cómo estoy poniendo un plato sobre la mesa, frente a la silla».

Debes estar atenta pues si pasas más de unos minutos mostrándole o hablándole a tu niño cómo hacer algo, podría resultarle ser demasiado complicado para su edad. En cambio, una opción podría ser hacerlo responsable de una pequeña parte de la tarea, como sacar los tenedores o las cucharas y colocarlos en la mesa.

La mayoría de las veces, los niños prestan atención por períodos muy cortos. Por esta razón, es una buena idea que comiences  a enseñarle a hacer las tareas antes de que quiera relajarse o divertirse.

El niño recibirá o entenderá el mensaje cuando le digas: «Sí, ¡te llevaré al parque! Pero primero tenemos que lavar los platos después del almuerzo».

Enséñele a su hijo la responsabilidad – trabaja, luego juega

Recuerda ser amable y muy práctica mientras lo enseñas de esta forma. Admite que también prefieres los momentos de diversión pero que es necesario cumplir con las responsabilidades.

Muéstrale que no estás siendo mandona, sino que tan solo esperas que se comporte de manera responsable, de la misma manera que tu.

Una manera magnífica de explicarle esto a tu niño es usar la forma «cuándo-entonces». Por ejemplo, podrías decir: «Cuando hayamos limpiado la mesa, podremos jugar con tus carritos».

Otro ejemplo podría ser, “cuando guardes tus zapatos entonces podremos  ver tu programa de televisión favorito”

Es importante usar la palabra «cuándo», en lugar de «si». Eso es porque «si» sugiere que solo tienes que limpiar la mesa «si» quieres jugar con los carritos. Pero «cuándo» establece que la mesa tiene que limpiarse en algún momento, pase lo que pase, y los carritos son solo una ventaja adicional.

Cuando no le gustan las responsabilidades

La realización de las tareas o actividades debe ser algo que haga de forma continua para durante el proceso de aprendizaje.

Debes buscar estimular su participación con las responsabilidades, con mucho amor pero siendo firme, comenzando las tareas junto a el y poco a poco disminuir tu participación.

Hazle saber a tu niño que te importa saber lo que piensa de sus responsabilidades y pregúntale cómo podrían hacer mas divertidas las tareas de la casa, si le gustaría escuchar alguna canción en particular mientras acomoda sus zapatos por ejemplo, si le gustaría cantar o bailar. No olvides que todo debe ser de acuerdo a su edad.

Si sientes que te equivocas mientras enseñas a tu hijo el valor de la responsabilidad, acepta tus errores con humildad (recuerda que eres ejemplo para tu hijo) e invita a tu hijo a hacer lo que corresponda para volver al camino correcto.

Al ver tu ejemplo, lo enseñas a ser responsable con su conducta ante el grupo familiar y ante la sociedad.

Cómo enseñar a su niño a ser responsable? Celebra sus logros

¿A quién no le gusta que sus esfuerzos le sean valorados?

Pues sí, a los niños también les agrada ser valorados

Siempre que tu niño intente actuar de manera responsable, incluso si no tiene éxito, dale muchos elogios y atención.

Esto le muestra a tu niño que sus esfuerzos son importantes y apreciados, esto aumentara su confianza porque ya sabe que va por buen camino.

Es necesario que seas lo más específico posible: «¡Lo hiciste muy bien, pusiste los cubiertos en la mesa!» O «Bien hecho por esforzarte tanto para vestirte solo».

Señala exactamente cómo sus esfuerzos han ayudado a todos los demás: «¡Ahora que has puesto las cucharas sobre la mesa, todos podemos tomar el té!»

Celebrar sus logros es también una forma de hacerle saber que la familia es un equipo y que él es una pieza importante.

Aprendiendo responsabilidad – una mascota

Tener una mascota es una de las experiencias mas maravillosas  y con la cual podemos inculcar a nuestros hijos el valor de la responsabilidad.

Son tan tiernas las mascotas que los niños no podrán negarse a atenderlos y cuidarlos.

Puedes asignarle a tu niño el alimentar a la mascota, que te diga cuanto alimento le queda.

Que este pendiente si ha comido, cuanto comió la mascota.

Puedes incluirlo en la visita al veterinario.

Estar al cuidado de algo o de alguien también es parte de la responsabilidad.

Debemos enseñarles a los niños la importancia del compromiso con las tareas o actividades.

Ser responsable implica que se debe tener presente que se debe cumplir con las demás personas, teniendo presente que con la primera persona que se tiene un deber es con uno mismo.

Los niños deben entender que ser responsable es un compromiso.

Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Resumen

La responsabilidad está relacionada muy de cerca con el compromiso y la confianza que nosotros los padres debemos saber transmitir a nuestros hijos.

Cumplir con las obligaciones, o el cuidado al tomar decisiones o realizar algo eso es responsabilidad. Es también estar al cuidado de algo o de alguien.

El amor hacia nuestros hijos va de la mano con la enseñanza de valores. Enseñar a nuestros hijos el valor de la responsabilidad los hace muy seguros de sí mismos y se mantienen con los bien puestos en la tierra, fortaleciendo su infancia para luego ser adultos exitosos.  

Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.
Cómo enseñar a su niño a ser responsable. Así es como empecé.

Poner pequeñas responsabilidades a tu niño como hacer la cama, recoger su desayuno, ponerse la ropita solo, poner la mesa;  son un buen estímulo para que se integren en la familia y vean sus propios progresos mientras crecen.

Como padres debemos hacer entender al niño la diferencia debe entre el juego y el trabajo, que implica siempre una determinada responsabilidad.

Entender que la responsabilidad es un compromiso desde niños es una cualidad que a futuro contribuirá en el mejor desempeño en el hogar, en la escuela y en la sociedad.

Leer también

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here