9 pecados que tu piel no te perdonará ¿Cómo cuidar la piel?

¿Sabes cómo cuidar tu piel? ¿Sabes si estás cuidando apropiadamente de tu cuerpo? ¿Cómo sabes si estás haciendo lo correcto? Cuidar nuestro cuerpo requiere de disciplina, tiempo y sobre todo ¡mucho amor!

Ya sea por dentro o por fuera requiere de una rutina y de unos ingredientes para poder cuidar de forma adecuada nuestro cuerpo físico.

Para nada es discutible a estas alturas del siglo y junto con estudios científicos que lo avalan.

¿Cómo cuidar la piel?

Todos tenemos un alma, y nuestro cuerpo físico es un recipiente de esa alma. Por lo tanto, debemos brindar todos los cuidados necesarios a nuestro recipiente, si queremos que en la tercera edad estemos en las mejores condiciones.

Sin lugar a dudas el órgano de nuestro cuerpo que está más expuesto a daños y a elementos externos perjudiciales es ¡la piel!

El sol, la contaminación del aire, polvo, químicos, cambios de temperatura, entre otros son factores que afectan a nuestra piel. Los cuidados dependen de tu ubicación geográfica.

¿Sabes cómo cuidar tu piel?
¿Sabes cómo cuidar tu piel?

Si vives en un país tropical no tendrás los mismos cuidados que una persona que vive en Noruega, Estados Unidos o España debido a las condiciones climáticas propias de cada país.

También tienes que considerar que cada persona tiene un tipo de piel diferente, por ende, deberás considerar primeramente ir a un dermatólogo para que pueda indicarte los productos adecuados para ti.

Asimismo, existen productos orgánicos en el mercado y por supuesto que puedas elaborar los tuyos de forma casera y natural si así gustas.

5 razones por las cuales deberías cuidar de tu piel

Comodidad

En pocas palabras, una piel sana es una piel cómoda. La mayoría de nosotros hemos lidiado con la incomodidad de la piel seca y deshidratada en algún momento.

Entonces sabemos lo incómodo que puede ser. Al limpiar, hidratar y nutrir adecuadamente nuestra piel, es menos susceptible al daño y la irritación.

Curación más rápida

A menos que planees vivir en una burbuja por el resto de tu vida, tu piel estará expuesta a los elementos y sujeta a lesiones.

Ya sea un rasguño en la espinilla mientras juegas con tu hijo o un corte en el dedo mientras cocinas, seguramente dañará tu piel en algún momento.

Una piel sana puede regenerarse y curarse mejor, lo que le permite sanar más rápido y ser menos susceptible a las infecciones.

Los productos tópicos que mejoran la protección de barrera hacen que la piel sea menos susceptible a abrasiones menores.

Prevención de enfermedades

Tu piel es la barrera principal entre el mundo exterior y sus órganos vitales.

Como tal, bloquea gérmenes, enfermedades y otros elementos dañinos para que no penetren en tu cuerpo y causen daños. Una piel sana puede defenderse mejor de los elementos que de lo contrario te enfermarían.

Prevención del cáncer

El sol es un depredador constante, daña las células de la piel de manera que eventualmente puede provocar cáncer de piel. Cuida tu piel y de ti mismo usando un protector solar cada vez que planees salir al sol.

Apariencia

No para ser superficial, pero la piel sana es una piel más atractiva. Cuidar tu piel reduce los signos del envejecimiento y proporciona un cutis más vibrante y juvenil.

¡No es un delito querer lucir bien, y cuidar tu piel te ayuda a hacer eso!

Cuida tu piel
Cuida tu piel

¡Las 9 cosas que jamás debes hacerle a tu piel!

Sabemos ciertos factores irritantes que pueden resultar obvios, pero podrías estar sorprendido acerca de otros que están relacionados con efectos perjudiciales para tu piel.

La lana, el estrés y los productos con base de aceite pueden irritar tu piel o causarte alguna enfermedad más adelante. Los productos para el cabello y la joyería contienen níquel, el cual no es bueno para la piel.

Aunque no lo creas, tener la pantalla de tu teléfono sucia puede impactar de forma negativa tu rosto ¿lo sabías?

Desde dietas específicas hasta hábitos de sueño, muchas cosas pueden afectar la salud y la apariencia de tu piel de manera positiva y negativa.

Aquí hay algunas cosas sorprendentes que pueden afectar tu piel, según dermatólogos certificados.

En algunos casos, tu sudor podría atraer bacterias u obstruir tus poros.

Hacer ejercicio puede beneficiar tu cuerpo y mente, pero saltarse una ducha después del entrenamiento no siempre es bueno para tu piel.

Cuando el sudor permanece en el cuerpo durante demasiado tiempo, puede atraer bacterias y obstruir los poros, por lo que si no se enjuaga adecuadamente, (puede) hacer que alguien sea más propenso a los brotes y el acné.

Entonces, si participas en cualquier actividad que te haga sudar, es posible que desees tomar un tiempo para tomar una ducha rápida después.

Presionar el teléfono en la mejilla a menudo puede causar poros obstruidos.

Nos encanta lavarnos la cara pero no nuestros teléfonos, que a menudo entran en contacto directo con nuestra cara, pero también muchas otras cosas, incluidas nuestras manos, bolsillos, mesas y bolsos.

Como resultado, los teléfonos se acumulan suciedad y otros gérmenes que, cuando se vuelven a aplicar en la cara, pueden provocar poros obstruidos y brotes.

La mejor manera de evitar esto es minimizar el uso prolongado de su teléfono en la misma ubicación. Por ejemplo, puedes usar auriculares para evitar presionar tu teléfono contra tu cara.

También debes limpiar y desinfectar regularmente su teléfono. Para hacerlo busca un recipiente, vierte agua y luego coloca 1/3 de alcohol, mézclalo y ya tienes la solución para desinfectar tu teléfono.

El acondicionador para el cabello podría ser la causa de tu acné en la espalda.

Uno de los culpables ocultos del temido ‘bacné’, especialmente en las mujeres, se puede rastrear a un acondicionador mal enjuagado que se deja reposar demasiado tiempo en la parte superior de la espalda después de las duchas.

Si notas acné en la parte superior de la espalda donde cae el cabello, considera hacer un esfuerzo adicional para lavar el acondicionador y también verifica otros productos para el cabello en busca de posibles reacciones.

El calor puede contribuir a la hiperpigmentación.

Si se trata de afecciones de la piel como el melasma, el calor puede contribuir a la hiperpigmentación, que son manchas y manchas oscuras en la piel.

Puedes verte afectado por el calor que encuentra en unas vacaciones tropicales o incluso el calor que sientes cuando cocina alimentos en una cocina caliente.

¿Sabes cómo cuidar tu piel?
¿Sabes cómo cuidar tu piel?

Cuando sea posible, evita pasar períodos prolongados en el calor y, si estás al aire libre, siempre aplica protector solar de manera adecuada y regular con un SPF 30 o superior.

El estrés puede estar afectando tu piel de diferentes maneras.

¿Te sientes estresado? Podrías estar afectando tu piel de varias maneras. Los niveles de estrés pueden causar fluctuaciones hormonales significativas, que «pueden aumentar la producción de grasa y provocar brotes de acné.

Aunque no siempre hay una manera simple de reducir drásticamente tus niveles de estrés, puede ser útil consultar con un profesional de la salud mental.

Un determinado ingrediente que se encuentra en algunos tipos de henna de tinta negra puede provocar una reacción alérgica.

A veces, estos tatuajes contienen parafenilendiamina, también conocida como PPD, que puede causar una reacción alérgica externa. Las reacciones alérgicas al PPD pueden incluir cicatrices permanentes, llagas abiertas y ampollas.

Las tintas de henna que no contienen PPD generalmente se secan en un tono marrón o anaranjado y deben permanecer sobre tu piel por más de una hora.

Debes tener cuidado con el tipo de henna que usas y verificar los ingredientes de cualquier tinta antes de aplicarla en tu piel.

Vea cómo cuidar su piel
Vea cómo cuidar su piel

La ropa de lana puede ser cálida, pero también puede ser irritante para la piel.

La ropa de lana puede provocar picazón y un brote de eczema en algunas personas.

Y aunque esta sensibilidad a la lana no es infrecuente, otras personas pueden experimentar una alergia a la lana que puede causar erupciones cutáneas, ojos irritados y secreción nasal.

Si encuentras que la lana irrita su piel, puede evitarla o intentar usar una capa gruesa de ropa debajo de la lana para evitar que se frote contra tu cuerpo.

Es posible que experimentes reacciones alérgicas a algunos de tus accesorios favoritos que contienen níquel.

El contacto con el níquel es una de las alergias de contacto más comunes y puede causar que algunas personas experimenten dermatitis de contacto, un tipo de erupción incómoda pero no demasiado peligrosa.

El níquel es un metal común en la joyería y (también) se puede encontrar en otros objetos sorprendentes como teléfonos y relojes inteligentes.

Si experimentas reacciones alérgicas al níquel, puede ser mejor optar por joyas sin níquel que estén hechas de materiales como acero inoxidable de grado quirúrgico, oro de 24 quilates, plata esterlina y titanio.

Ciertos productos a base de aceite en tu rutina de belleza podrían irritar tu piel.

Los limpiadores de aceite, aceites faciales y aceites corporales son populares en la rutina de cuidado de la piel de algunas personas, pero no son para todos.

Aunque suenan muy bien para tu piel, este tipo de productos a veces puede causar brotes. Todos los aceites para la piel y los limpiadores de aceites son muy comedogénicos, también conocidos como formadores de acné.

Para evitar esto, intenta buscar productos para el cuidado de la piel que no sean comedogénicos, lo que significa que no obstruirán los poros.

Cuidar la piel – conclusión

¿sabías que estas cosas pueden afectar negativamente sobre tu piel? ¿Qué otras cosas conoces que puedan afectar? Compártelo a través de los comentarios.

Efectivamente, hay hábitos o cosas que solemos hacer que nos perjudican sin que lo sepamos. Lo bueno es que constantemente hacen estudios científicos para que podamos tomar las precauciones necesarias.

Leer también

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here